Mercedes GLC

Mercedes GLC

El nuevo Mercedes GLC es el SUV premium de tamaño medio de Mercedes. Se sitúa por encima del Mercedes GLA en tamaño y precio justo por debajo del Mercedes GLE.

Para situarlo en el mercado, podríamos decir que sus principales rivales son el Audi R8 o el Jaguar F-Pace, en el caso del Mercedes GLC Coupé, el BMW X4 y el Audi Q4 que llegara a los concesionarios en 2019.

Prueba del Mercedes GLC

Hay una segunda carrocería más deportiva que remplaza su perfil familiar por un portón trasero más horizontal y mucho más agresivo. Es denominada Mercedes GLC Coupé, cuenta con el mismo habitáculo y acabados interiores, pero renuncia a una mínima altura en las plazas traseras y sobre todo a volumen de carga útil en el maletero. En su configuración estándar el maletero del Coupé sigue siendo enorme, con más de 500 litros, pero no podremos aprovechar una mayor altura en caso de necesitarla como en el GLC normal.

Disfruta de una amplísima gama de colores, acabados y accesorios para lograr una personalización completa. La contrapartida es que todas las posibilidades estéticas y técnicas conllevan un desembolso bastante sustancial que podría acabar multiplicando el precio del coche.

El Mercedes GLC cuenta con multitud de opciones de motorización diésel, gasolina e hibrido (gasolina + eléctrico).

En el motor de diésel, encontramos dos posibilidades. El modelo de acceso sería el Mercedes GLC 220 d 4MATIC que incorpora un motor de 4 cilindros y 2,1 litros de cilindrada que desarrolla 170 cv de potencia máxima. Eses mismo bloque sirve de base para la versión GLCV 250 d 4 MATIC, de idénticos consumos, pero con 204 cv de potencia.

Cuenta también con accesorios para adoptar un look interior y exterior de línea más aventurera, lujosa o deportiva, incluyendo el ki9t estético AMG Line exterior e interior.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *